Video del sermon del Monte, para disfrutarlo

Publicado en por LA BIBLIA

Cuando vio a las multitudes, subió a la ladera de una montaña y se sentó. Sus discípulos se le acercaron, y tomando él la palabra, comenzó a enseñarles diciendo: «Dichosos los pobres en espíritu,porque el reino de los cielos les pertenece. Dichosos los que lloran,porque serán consolados. Dichosos los humildes,porque recibirán la tierra como herencia. Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia,porque serán saciados. Dichosos los compasivos,porque serán tratados con compasión. Dichosos los de corazón limpio,porque ellos verán a Dios. Dichosos los que trabajan por la paz,porque serán llamados hijos de Dios. Dichosos los perseguidos por causa de la justicia,porque el reino de los cielos les pertenece. »Dichosos seréis cuando por mi causa la gente os insulte, os persiga y levante contra vosotros toda clase de calumnias. Alegraos y llenaos de júbilo, porque os espera una gran recompensa en el cielo. Así también persiguieron a los profetas que os precedieron. »Vosotros sois la sal de la tierra. Pero si la sal se vuelve insípida, ¿cómo recobrará su sabor? Ya no sirve para nada, sino para que la gente la deseche y la pisotee. »Vosotros sois la luz del mundo. Una ciudad en lo alto de una colina no puede esconderse. Ni se enciende una lámpara para cubrirla con un cajón. Por el contrario, se pone en la repisa para que alumbre a todos los que están en la casa. Así brille vuestra luz delante de todos, para que ellos puedan ver vuestras buenas obras y alaben a vuestro Padre que está en el cielo. »No penséis que he venido a anular la ley o los profetas; no he venido a anularlos sino a darles cumplimiento. Os aseguro que mientras existan el cielo y la tierra, ni una letra ni una tilde de la ley desaparecerán hasta que todo se haya cumplido. Todo el que infrinja uno solo de estos mandamientos, por pequeño que sea, y enseñe a otros a hacer lo mismo, será considerado el más pequeño en el reino de los cielos; pero el que los practique y enseñe será considerado grande en el reino de lo Porque os digo que no entraréis en el reino de los cielos a menos que vuestra justicia supere a la de los fariseos y de los maestros de la ley.
(Mat 5:1-20 BAD)

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post