Una familia unida y feliz... ¿cuál es la clave?

Publicado en por LA BIBLIA

Una familia unida y feliz... ¿cuál es la clave?
¿CONOCE A ALGUIEN QUE ESTÉ EN ESTA SITUACIÓN?
Jeremías y Margarita, una pareja casada que vivía en el nordeste de los Estados Unidos, habían tratado de alcanzar buen éxito en el matrimonio... y no lo habían logrado. Tenían tres hijos
“La vida de Jeremías estaba llena de problemas”, relató un amigo íntimo de éste. “Estaba tramitando un divorcio que en pocos meses sería definitivo, y también tenía planes de casarse de nuevo.”
Son muchos los que, como Jeremías y Margarita, al casarse esperan disfrutar de...
Intimidad afectuosa
Compromiso de toda la vida
Compartimiento de experiencias
El gozo de ser padre o madre
Pero, con frecuencia, lo que reciben es...
Infidelidad
Gritos y palabras de encono
Desintegración del hogar
Rebelión de los hijos
¿TIENE QUE SER ASÍ?
No; el Originador de la familia conoce mejor que nadie el camino a una feliz vida de familia
Y ha puesto la clave en nuestras manos en el libro más accesible del mundo... la Biblia
Veamos cómo la Biblia aborda este asunto...
LA CLAVE... PONER EN PRÁCTICA EN SU FAMILIA LAS PAUTAS BÍBLICAS
Ame a su esposa... muestre ternura
“Los esposos deben estar amando a sus esposas como a sus propios cuerpos” (Efesios 5:28, 29)
“[...] asignándoles honra como a un vaso más débil” (1 Pedro 3:7)
Respete a su esposo... facilite el amarla
“[Tenga] profundo respeto a su esposo” (Efesios 5:33)
“[Sea] una ayudante, como complemento de él” (Génesis 2:18)
En lo sexual, sean fieles el uno al otro... merezcan la confianza
“Vive alegre con la esposa que tomaste [...] ¿Por qué te dejas [...] embaucar de mujer ajena [...]?” (Proverbios 5:18-20, Sagrada Biblia, Versión Bartina-Roquer.)
“El hombre debe satisfacer los derechos conyugales de su esposa, y lo mismo la esposa hacia su esposo” (1 Corintios 7:3; La Biblia al Día.)
Escúchense el uno al otro... arreglen los problemas con prontitud
“[Sea] presto en cuanto a oír, lento en cuanto a hablar, lento en cuanto a ira” (Santiago 1:19)
“Que no se ponga el sol estando ustedes en estado provocado” (Efesios 4:26)
Dé de sí a sus hijos... porque los ama, disciplínelos
“[Enseña a tus hijos] cuando te sientes en tu casa y cuando andes por el camino y cuando te acuestes y cuando te levantes” (Deuteronomio 11:19)
“Mi papá siempre está trabajando”, escribió un niño de tercer grado escolar. “Me da dinero y muchos juguetes, pero casi nunca lo veo.”
“El que ama [a su hijo] es el que de veras lo busca con disciplina” (Proverbios 13:24)
“Este asunto de la disciplina me ha sido duro”, dijo un joven de 16 años de edad. ‘Pero ha sido más duro a mis padres, que han querido ajustarme. Tiene que ser que me aman.’
Adoren a Dios juntos... hagan las cosas como Él dice
“Congrega al pueblo, los hombres y las mujeres y los pequeñuelos [...] a fin de que escuchen y a fin de que aprendan” (Deuteronomio 31:12)
“Confía en Jehová [Dios] con todo tu corazón y no te apoyes en tu propio entendimiento. En todos tus caminos tómalo en cuenta” (Proverbios 3:5, 6)
¿FUNCIONAN EN REALIDAD ESTOS PRINCIPIOS?
Sí. ¿Recuerda a la familia en desintegración que describimos en los primeros párrafos?
La persona que les ayudó a aprender estos principios bíblicos relata:
“Al principio Jeremías mostró vacilación, pero finalmente, cierto sábado por la mañana, pasé por su apartamento y pude animarlo a aceptar un estudio bíblico. Desde entonces progresó rápidamente.
”Imagínese mi gozo cuando, cierto domingo por la noche, recibí una llamada telefónica de Jeremías en la cual me pedía que, en vez de ir a su apartamento para tener el estudio, fuera a su hogar, donde él había estado hablando con su esposa. Estaban volviendo a juntarse como familia.
”Durante las primeras dos semanas estudié solamente con Jeremías y sus tres hijos, puesto que Margarita, su esposa, no parecía estar dispuesta a estudiar. Sin embargo, para la tercera semana ella decidió unirse al grupo. Pero lo más alegrador fue la noticia acerca del divorcio en que habían pensado... y que en solo dos o tres semanas más se haría final. Ambos habían llamado a sus abogados aquel día y habían cancelado el divorcio”.
Años después, todavía seguían siendo una familia unida y feliz
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post