Enseñen a sus Hijos a Leer la Biblia

Publicado en por LA BIBLIA

Dos palabras a ustedes los padres

Es una cualidad maravillosa el amor de los padres a sus hijos. Como la mayoría de los padres, sin duda ustedes están interesados en dar a sus hijos un buen principio en la vida.

Pero estamos seguros de que se dan cuenta de que esto envuelve más que meramente suministrar alimento y ropa a los hijos y enviarlos a la escuela a recibir una educación. Para enfrentarse con buen éxito a la vida, los niños necesitan guía moral, principios por los cuales vivir. Y los necesitan desde sus años más tiernos. Cosas muy dolorosas pueden ocurrir y de hecho ocurren en los casos en que los niños reciben ayuda demasiado tarde.

Quizás, como sucede en el caso de muchos padres, ustedes hasta cierto grado estén en perplejidad en cuanto a dónde empezar y qué enseñar a sus hijos. Realmente, los mejores principios que podrían encontrarse se encuentran en la Biblia. La instrucción basada en la Biblia tiene claras ventajas. Por ella, los hijos llegan a comprender que lo que se dice no es solo la idea de su padre o de su madre. Es lo que su Creador dice; es la voluntad de él. Esto da al consejo de los padres una fortaleza que no puede ser igualada de ninguna otra manera.

En las páginas de la Biblia, Dios anima a los padres a interesarse personalmente en grabar principios correctos en la mente de sus hijos. Puede parecer más fácil pasar esta responsabilidad a otros. Pero el hacer eso significa perderse una experiencia muy enriquecedora. Significa renunciar a la oportunidad de llegar al corazón de su hijo como ustedes y solamente ustedes pudieran alguna vez hacerlo.

En muchos hogares hoy día los padres y los hijos van distanciándose cada vez más. A medida que los hijos van creciendo, con frecuencia a los padres se les hace cada vez más difícil hablarles de cosas de la mayor importancia Así es, porque pide respuestas por parte de los hijos. . Claro está, es probable que el niño salga con respuestas que estén lejos de ser lo correcto. 

Cuando el niño aprenda a leer, anímenlo a leerles la biblia a ustedes, y a veces a leerlo para sí mismo. Mientras más lo lea, más profundamente se grabará en la mente y el corazón de su hijo el buen consejo de la biblia. Pero, para fortalecer los lazos de afecto y respeto entre ustedes los padres y su hijo, ciertamente lean la biblia juntos, y háganlo con regularidad.

. ¿Por qué no utilizar tiempo buscándolos juntos? Ustedes y sus hijos pueden así aprender a usar bien la Biblia. Expliquen lo que dicen estos textos. Ayuden aclarar cualesquier palabras difíciles de los textos, Al hacer esto, estarán dirigiendo la atención de su hijo a la más excelente fuente de guía en la vida, la Biblia.

 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

Marcos Gomez 11/03/2009 16:47


Hola mi estimado hermano en espiritu, esta muy bien tu trabajo, sigue adelante y no te detengas por nada, muchos necesitamos de este tipo de lectura para aprender cada dia de nuestro Señor
Jesucristo, pero sobre todo poner en practica esas enseñanzas. Dios te bendiga.