Ellos quieren Saber....

Publicado en por LA BIBLIA

 

PREGUNTELE:, ¿cuál es el libro que más te gusta?—Algunos niños dirían que uno que habla de animales. Otros escogerían un libro que tuviera muchos dibujos. Uno puede gozar mucho leyendo esos libros.

Pero los mejores libros de todo el mundo son los que nos dicen la verdad acerca de Dios. Y uno de esos libros es más valioso que todos los demás. ¿Sabes cuál es?—La Biblia.

¿Por qué es tan importante la Biblia?—Porque vino de Dios. Nos cuenta acerca de él y de las cosas buenas que él hará para nosotros. Y nos muestra lo que debemos hacer para agradarle. Es como una carta que viene de Dios.

Bueno, Dios podría haber escrito toda la Biblia en el cielo y entonces habérsela dado al hombre. Pero no hizo eso. Las ideas vinieron de Dios. Pero usó a sus siervos en la Tierra para que escribieran la mayor parte.

¿Cómo hizo eso?—Un ejemplo puede ayudarnos a entender. Cuando la gente oye una voz en su radio, es de alguien que está lejos. No pueden verlo, pero pueden oír lo que dice, ¿no es verdad?

Los hombres hasta pueden ir a la Luna en sus naves del espacio, y desde allí pueden mandar mensajes a la Tierra. ¿Sabes eso?—Si los hombres pueden hacer eso, ¿puede Dios enviar mensajes desde el cielo?—¡Claro que puede! Y lo hizo mucho antes que el hombre tuviera radio y televisión.

Moisés fue un hombre a quien Dios le habló. Moisés no pudo ver a Dios, pero pudo oír la voz. Hubo millones de personas allí cuando esto pasó. Vieron cuando Dios hizo que una montaña entera temblara, y hubo truenos y relámpagos. Oyeron cuando una voz vino del cielo. Sabían que Dios había hablado. Más tarde Dios le habló a Moisés otra vez, y Moisés escribió las cosas que Dios dijo. Lo que escribió está en la Biblia.—Éxodo 19:3–20:21.

Moisés no fue el único que escribió. Dios usó a unos cuarenta hombres para escribir partes de la Biblia. Ellos escribieron cosas que Dios iba a hacer en el futuro. ¿Cómo supieron ellos aquellas cosas aun antes que pasaran?—Dios les había hablado.

Para cuando Jesús, el Gran Maestro, estuvo en la Tierra, ya se había escrito una gran parte de la Biblia. Recuerda ahora que el Gran Maestro había estado en el cielo. Él sabía lo que Dios había hecho. ¿Creía él que la Biblia venía de Dios?—Sí, lo creía.

Cuando Jesús le hablaba a la gente acerca de las obras de Dios, leía de la Biblia. A veces les decía de memoria lo que la Biblia decía.

Jesús también nos trajo más información de Dios. Dijo: ‘Las mismas cosas que oí de Dios las hablo en el mundo.’ Jesús había oído de Dios muchas cosas porque había vivido con Dios. ¿Y dónde podemos leer esas cosas que Jesús dijo?—En la Biblia. Todo se escribió para que lo leyéramos.—Juan 8:26.

Puedes ser como David… derrotando  a los Goliath de la vida

 

Comentar este post